domingo, 28 de septiembre de 2014

QUICHE DE CALABACÍN Y QUESO

 
Y hoy estreno molde de horno para hornear tartas ya sean saladas o dulces. Estoy en un plan consumista total. Se me antoja todo lo que veo para cocinar. 
Nunca había hecho una quiche pero tenía esta fuente de horno sin usar y un bote de leche evaparada en el congelador gritándome que lo usara... ¿y que podía hacer yo sino hacerle caso? Normalmente cuando veo una receta que me gusta la guardo en favoritos y ahí se queda durante años. Tengo tantas recetas por hacer que no doy a basto en mi diminuta cocina.
 
La ví en las recetas del Lidl. Yo creo que tendría que pedir comisión a este supermercado porque entre los aparatos de cocina que les compro y las recetas que pongo en mi blog, ya les doy bastante publicidad.
 
Información sobre la quiche de Wikipedia:

En gastronomía, una quiche es un tipo de tarta salda derivada de la cocina francesa (quiche lorraine). Se elabora principalmente con una preparación de huevos batidos y crema de leche fresca y espesa (denominada migaine", mezclada con verduras cortadas, y/o productos cárnicos (bacon, jamón en tacos), con la que se rellena un mode de masa quebrada. Se cocina al horno hasta que la salsa de huevo cuaje.

La palabra quiche proviene del vocablo küchen en el dialecto lorenés, hablado en la región de Lorena, en el noreste de Francia y ya fronterizo con Alemania. Este término deriva a su vez del alemán kuchen (pastel). Los dialectos de franconia central generalmente suavizan la ü resultando finalmente la palabra "kishe", que en el idioma standard francés se escribre como "quiche".

La quiche admite multitud de ingredientes. La receta original no llevaba queso, pero se encuentra en su variante llamada quiche vosgiene, de la región francesa de los Volgos. 
 
Este plato es tan fácil de hacer y queda tan aparente que es la receta más utilizada por los novatos cuando tienen invitados. Yo hago mi propia masa quebrada que es la que aprendí durante mi estancia en Londres y la que nunca me ha fallado.
 
Ingredientes:
 
  • Masa quebrada (ver enlace aquí)
  • 500 gr. de calabacín
  • 1 cebolla grande
  • 200 gr. de queso emmental (yo le puse uno bajo en calorías)
  • 250 ml de crema de leche (yo le puse leche evaporada)
  • 3 huevos
  • Sal, pimienta y nuez moscada
  • Aceite
Preparación:
 
  • Preparar la masa quebrada para la base. Reservarla en la nevera. Tiene que reposar mínimo 30 minutos. Puedes incluso hacerla el día antes o congelarla.
  • Precalentar el horno a 180º. Cuando la masa ya ha reposado, se extiende en la encimera enharinada para que no se pegue. Hacer un círculo lo suficientemente grande para que puedas forrar tu molde. Cuando ya lo tienes enrollar la masa sobre el rodillo para que sea más cómodo moverla hacia el molde.

  •  El sobrante se corta con un cuchillo. Con las yemas de los dedos apretar los lados para marcar las ondas del molde. Con un tenedor pinchar toda la base. Hay que hornear al blanco, es decir, sin relleno. Se cubre la base con legumbres (guarda luego estas legumbres para utilizarlas en estas masas saladas) para evitar que cuando horneas la masa, ésta suba.
  •  
  • Meter en el horno a 180º durante 15 minutos. Dejar enfriar.
  • Mientras, en una sartén con aceite (en la receta utilizan mantequilla pero yo he preferido usar aceite) salteamos el calabacín cortado en rodajas finas  y la cebolla en juliana. Echamos sal, pimienta y nue moscada (un pizca de ésta última). Retiramos del fuego y dejamos escurrir para que suelte todo el líquido y evitar que empapuce toda la masa. Yo lo dejé durante 1 hora encima de un colador.
  • A continuación se baten los huevos y se mezclan con la leche evaporada o crema de leche (lo que sea que uses) y el queso rallado. Finalmente se incorpora el calabacín y la cebolla.
  • Para acabar, se vuelca la mezcla sobre la masa ya horneada y lo volvemos a meter al horno a 180º durante 25 minutos, hasta que esté cuajada.

CREMA DE BROCOLI Y QUESO

Fuente: America's Test Kitchen
 
Hoy estreno mi nuevo procesador de cocina (o robot de cocina, no se cual es el término correcto). Es de la marca Silvercrest del Lidl. Tengo un enganche con estas cosas. Si tuviera dinero y una cocina en condiciones me lo compraría todos esos aparatitos de cocina que te hacen la vida más fácil. Me pasa lo mismo que con los libros de cocina, se me pone cara de tonta cuando los veo. Últimamente ya no tengo tanto vicio con los libros de cocina porque lo he sustituído con los blogs de cocina de internet. Yo no se cuantas páginas tendré en mi carpeta de favoritos... tendría que vivir mil años para poder hacer todas esas recetas y tendría que tener un regimiento a mi cargo para poder alimentarlos. Cocino para mi sola pero parece que cocino para familia numerosa.
 
El caso es que estoy encantada con mi robot, he rallado toda una cuña de queso parmesano que ahora descansa en paquetitos en el congelador.... Y mi vaso mezclador.... que puedo decir de mi vaso mezclador... Hasta ahora usaba la batidora pero vamos nada que ver con lo cómodo que es el vaso meclador. 
 
Ingredientes (4 personas):
 
  • 1 k de brócoli
  • 1 cebolla mediana, cortada sin complicarte mucho
  • 2 ajos, triturados en el prensa ajos. Tienen que salir como 2 cucharaditas
  • 1 cucharadita y media de mostaza en polvo
  • Una pizca de cayena o pimentón picante
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato
  • 3 tazas de agua (1 taza al principio y las otras dos tazas cuando añadamos el caldo)
  • 2 tazas de caldo de pollo o verdura
  • 57 gr. de espinacas frescas
  • 85 gr. de queso cheddar rallado
  • 43 gr. de parmesano rallado
  • Sal y aceite
Preparación:
  • El brócoli se corta en trozos, se usan también los tallos quitando el borde exterior que puede ser más duro.
  • En una olla con aceite, yo puse como 2 cucharadas, se sofríe el brócoli y la cebolla cortada, se añade la mostaza en polvo, la cayena y la sal (muy poca o incluso nada, porque al llevar caldo de pollo/verdura y parmesano ya le dá bastante sabor, pero que cada cual elija).
  • Sofreir durante 6 minutos, mezclando bien. Añadir 1 taza de agua y el bicarbonato para acelerar el proceso de cocción. La explicación que dan para usar el bicarbonato es porque ayuda a romper los compuestos sulfúricos del brócoli y de ahí ese olor tan característico y cuanto antes libere esos compuestos antes suelta su verdadero aroma y por lo tanto tarda menos en ablandarse. El caso es que el brócoli tiene que estar muy hecho y para evitarnos estar 2 horas cociéndolo lo aceleramos usando bicarbonato.  Seguro que hay alguien por ahí que me pueda ayudar a poner esta explicación de una forma más clara. En esta receta se utilizan dos técnicas de cocina: sofreír y hervir, según se explica en el libro de Alice Waters "The art of simple food" y es la técnica que el programa sigue para hacer el brócoli.
  • Resumiendo, tiene que cocer durante 20 minutos a fuego bajo. Pasado este tiempo cuando abras las olla verás que el brócoli está como "demasiado" cocido. Pero está correcto, tiene que estar así.
  • Se añaden 2 tazas de agua, 2 tazas del caldo que hayamos elegido y las espinacas. Subimos el fuego y llevamos a ebullición. Dejamos así 1 minuto. No es necesario que cueza más.
  • Ahora entra en juego mi super vaso mezclador. Echamos 2 cazos de la mezcla en el vaso, junto con el queso cheddar y el parmesano y lo trituramos bien. Es imposible echarlo todo junto porque rebasaría asi que lo hacemos por partes. Volcamos la mezcla triturada en un bol y volvemos a echar otros 2 cazos en el vaso pero esta vez sin queso. Trituramos y repetimos hasta todo esté triturado. Volvemos a ponerlo en la olla, espolvoreamos con pimienta negra recién triturada y probamos el punto de sal. Volver a llevar a ebullición y dejar 1 minuto. Siempre que pasemos algo por la batidora tenemos que darle un golpe de ebullición porque cuando lo hemos batido hemos incorporado aire y eso hace que la comida se eche a perder antes. Al volver a hervirlo rompemos "ese aire". Pido perdón por mis explicaciones en cuestiones químicas de la comida.
  • Servir con queso parmesano espolvoreado por encima y unos croutons (que yo no tenía).

sábado, 6 de septiembre de 2014

PENCAS DE ACELGAS GRATINADAS

Dudaba si poner o no esta receta porque en realidad es una receta para aprovechar restos. Mi hermano solo come las hojas de las acelgas y tira las pencas. Yo me horroricé cuando me lo dijo. Jamás tiro comida, me duele el corazón. Asi que ahora cada vez que compra acelgas me trae a casa las pencas y yo las aprovecho para hacer gratinados como este. Cada vez lo hago de forma diferente, que si le hecho mostaza a la bechamel, o kétchup... esta vez le eché anillas de jalapeño que tenía congeladas. Les quité las semillas y las piqué bien.
 
En cuanto a la bechamel también varié un poco. En vez de hacerla con leche usé mitad de leche y mitad del agua de cocer las pencas. Salió más ligera y líquida pero a mi me gustó. Otras veces entre capa y capa de penca le pongo tiritas de pavo cocido o surimi... esta vez le puse cebolla frita del Ikea. Me encantó.
 
Al lío...
 
Ingredientes:
 
  • Las pencas de un manojo de acelgas
  • Unas cucharadas de cebolla frita crujiente
  • Para la bechamel: 25 gr. de margarina, 25 gr. de harina, sal, pimienta, nuez moscada, dos vasos de leche (o 1 vaso de leche desnadata y 1 vaso de agua de hervir las pencas), unos jalapeños cortados finamente.
  • Pan y queso rallado para gratinar
Preparación:
 
  • Hervir las pencas (una vez limpias de hilos y lavadas, claro está...) hasta que estén hechas, pero no mucho porque luego siguen haciéndose en el horno. Déjalas un poco enteras
  • Cuela las pencas y reserva un vaso para la bechamel. Pon la mitad de las pencas en una fuente de horno pequeña. Espolvorea con cebolla frita.
  • Cubre con otra capa de pencas
  • Para hacer la bechamel mira en este enlace en el que puse espinacas a la crema. Cubre las pencas con la bechamel una vez enfriada un poco. Como sale más líquida que la bechamel normal es mejor dejarla enfriar para que coja más cuerpo al volcarla sobre las pencas.
  • Espolvorear con queso y pan rallado. Gratinar.

CHAPATIS

Y otra receta de los Baker Brothers. Aluciné con lo fácil que es y lo vistoso cuando pones el chapati directamente sobre la llama de la cocina y ves como se hincha y le salen como burbujitas. Me encantó. Pero a mi no me salió tan tan como en el programa. En este vídeo de YouTube puedes ver como lo hace, bueno primero tienes que ver la receta del curry rápido de pescado que hacen y que yo también he copiado y he puesto en esta entrada.

Con esta masa tienes para 8 chapatis. Es conveniente que los hagas todos y si quieres puedes congelar los que no comas.  Congelan muy bien una vez hechos.

Ingredientes:

  • 260 gr. harina integral
  • 200 ml de agua templada
  • una cucharadita de sal
Preparación:

  • En un bol mezcla la harina con la sal, ve echando el agua poco a poco hasta que se forme una bola elástica y fácil de manejar. Amasa por al menos 15 minutos sobre una superficie enharinada.
  • Divide la masa en 8 porciones, haz una bolita con cada una de ellas y con el rodillo ver estirando cada bolita hasta formar un círculo más o menos del tamaño de la sartén que vayas a utilizar, sartén mediana. Espolvorea bien la encimera cuando hagas todo esto para evitar que se te pegue la masa. Tienen que ser finas.
  • Calienta mucho la sartén (sin nada de aceite ni ningún tipo de grasa, tal cual) y pon un chapati encima. Dejalo un rato hasta que le empiecen a salir como unas burbujitas, como 30 segundos por cada lado.
  • Y ahora la parte que a mi me alucinó. Si tienes cocina de gas podrás hacerlo. Pon el chapati directamente sobre la llama. Empezará a hincharse, dále la vuelta y que haga lo mismo por el otro lado. Para mi es como magia. El vídeo no me salió muy bien porque estaba sola y no me apañaba con la cámara y dándole la vuelta al chapati.
 


CURRY RÁPIDO DE PESCADO

Mira que me gusta la comida india y nunca me había dado por hacer curry de pescado. Pero ví esta receta en el programa de cocina de los Baker Brothers y aquí el vídeo de YouTube, y me encantó. Además usaban hojas de curry, que desde que las compré no las había usado.
En fín, me ha gustado bastante.  Además lo acompañé con pan chapati, también del programa de los Baker Brothers. Se hace super rápido, como el nombre de la entrada indica. En la receta original usan  langostinos, vieiras y 100 gr. de pescado. Yo sólo tenía merluza y es lo que usé.

Ingredientes:

  • 100 gr. de pescado blanco como besugo o salmonete, cortado en dados no muy pequeños. Yo no usé nada de esto ni vieiras ni langostinos, sólo como 750 gr. de rodajas de merluza.
  • 4 vieiras
  • 8 langostinos grandes y pelados, sin cocer
  • 1 cucharada de garam masala
  • 1 cucharada de comino molido
  • 1 cucharada de cilantro molido
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 1 pizca de cada una de las especias que acabo de poner más 1/2 para espolvorear sobre el pescado
  •  Aceite de cacahuete
  • 3 dientes de ajo triturados con el prensa ajos
  • 1 nuez de jengibre fresco
  • 1 chile verde picado
  • 1 cebolla cortada en juliana
  • 8 hojas de curry
  • 400 gr. de tomate triturado o troceado, al gusto de cada cual
  • 1 lata de 400 gr. de leche de coco
  • Un poco de limón
  • Un poquito de azúcar (opcional)
  • 1 manojo de cilantro fresco
  • 1 ó 2 cucharadas de yogurt natural (se me olvidó)
Preparación:

  • En un bol espolvorea el pescado con un poquito de cada una de las especias. Mezcla bien. Mete el pescado en la nevera mientras preparas la salsa. Yo siempre seco bien el pescado para evitar que esté húmedo y se cueza al freírlo.
  • En una cazuela de fondo grueso calienta el aceite y frie la cebolla, el ajo, el jengibre y el chile verde. Añade las especias y dora unos minutos hasta que las especias suelten todo su aroma. Añade las hojas de curry, sal y pimienta y sigue mezclando todo.
  • Agrega el tomate y déjalo durante 5 minutos. Añade la leche de coco. Yo compré leche de coco "light" y no me gustó la experiencia, era como agua. Obviamente era "light" pero claro la salsa perdió esa suntuosidad que le dá la leche de coco digamos "normal". Eso sí, es más sana.
  •  Me quedó así al echar la leche de coco. 
  • Dejar la salsa durante 15 minutos. Prueba el curry por si necesita un chorrito de limón o algo de azúcar para rebajar la acidez del tomate. Reserva.
  • En otra sartén aparte pon más aceite de cacahuete como 2 cucharadas, y fríe el pescado que teníamos reservado en la nevera marinando con las especias. Cuando el aceite de la sartén esté bastante caliente poner el pescado y no darle la vuelta hasta que estén bien dorado por un lado. Cuando ya esté dorado por los dos dados añadirlo a la cazuela donde teníamos la salsa.
  • Mezclar suavemente para que no se rompa el pescado. Espolvorear con cilantro fresco picado. Al servir en cada plato puedes poner un poco de yogur fresco. Yo no lo hice porque no me va mucho.
Acompañar con chapatis recién hechos.