domingo, 18 de mayo de 2014

PIMIENTOS ASADOS

Los pimientos asados son un acompañamiento perfecto para un chuletón, filete, pescado... para cenar sobre unas tostadas de pan de pueblo... para aumentar el relleno de un bocata, pizza... yo que se... He aprovisionado en mi congelador para varios meses. Estuve en un mercadillos de verdura y no pude resistirme a la oferta que hacían por la compra de 2 kilos (se dice pronto...). Me he eternizado en la cocina pelándolos, quitando semillitas... más paciencia que el santo Job.
 
Ingredientes:
 
  • 8 pimientos rojos carnosos
  • 2 cucharadas de vinagre de vino
  • 2 ó 3 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite
  • unos cominos
  • pimienta
Preparación:
 
  • Lavar y secar los pimientos. Colocarlos en la bandeja de horno junto con los ajos y asarlos a 180º durante 40/50 minutos, dándoles la vuelta cada 10 minutos.
  • En cuanto estén asados, taparlos para que suden y se pelen mejor, pelarlos, quitarles las similas y cortar la pulpa en tiras aprovechando todo el jugo.

  • Quitarle la piel al ajo, machacarlo con un tenedor y mezclarlo en un cuenco con el aceite, el vinagre, los cominos (yo le puse comino en polvo, una pizca) y la pimienta. Batir para emulsionar y volcarlos sobre la fuente de pimientos cortados en tiras. Meclar bien y dejar en la nevera para que se fijen bien los sabores.

sábado, 10 de mayo de 2014

SOPA DE ESPÁRRAGOS VERDES

Fuente: Webos Fritos
 
Ingredientes:
 
  • 1 manojo de espárragos verdes
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita pequeña de pimentón dulce
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 trozo de pan duro
  • 100 gr. de jamón serrano
  • 2 huevos
  • 1 litro y medio de caldo de pollo
  • Unas hebras de azafrán

Preparación:
 
  • Cortar los espárragos verdes con la mano, para quitar la parte más leñosa. Puedes añadirlos a la olla donde prepares el caldo de pollo. El resto de espárragos córtalos en trozos como de 2 cm.
  • Pones aceite en una olla y cuando esté caliente la retiras del fuego y con el calor residual se pocha el ajo (yo lo he triturado con el prensa ajos), para que no se queme. Añade también el pimentón.
  • Vuelves a poner la olla en el fuego y echas los espárragos y el jamón. Deja que se sofrían un poco, agregar el pan duro cortado en rodajas. Mezclar.
  • Añadir el caldo y la hebras de azafrán y dejar cocer un buen rato hasta que los espárragos estén hechos.
  • Entonces agregas los huevos a la olla. Batir ligeramente los huevos y añadirlos a las sopa. Dar vueltas para mezclar. Apagar el fuego.
  • Comprobar el punto de sal. Si el caldo de pollo ya la llevaba no es necesario. Si usas pastilla de caldo de pollo con más motivo para no echar más sal.

jueves, 1 de mayo de 2014

MUSAKA

Un poquito de Wikipedia sobre este plato:

La musaca es un plato tradicional de los Balcanes y el Medio Oriente hecho a base de berenjenas. La versión griega, que es la más conocida internacionalmente, tiene como ingredientes: berenjenas, tomate y carne de cordero picada, condimentada con sal, pimienta y un toque de canela. Todo eso bañado por encima con una salsa hecha con yogur griego, queso feta y huevo, aunque es muy habitual sustituirla por bechamel (que es lo que hice yo, pero la original casi que me atrae más).
La palabra es de origen árabe y proviene de saqqaʿa, ‘congelar, volverse blanco’, []pero llegó a los idiomas de Europa Occidental a través del griego.
 
Esta es mi versión de la musaka:
 
Ingredientes:
 
  • 500 gr. de carne de cordero picada
  • 2 berenjenas grandes
  • 2 cebollas
  • 300 gr. de tomates
  • 1 puñadito de perejil
  • 2 cucharadas de tomate triturado natural
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • Para la salsa bechamel:
  • 3 vasos de leche
  • 4 cucharadas de harina
  • 75 gr. de mantequilla o margarina
  • 1 pizca de nuez moscada y otra pizca de pimienta negra
  • 3 huevos
  • 100 gr. de queso rallado

Preparación:

  • Cortar la berenjena en rodajas, ponlas sobre un colador, espolvorea sal entre capa y capa y déjalas media hora para que salga el jugo amargo, pasado este tiempo enjuágalas con agua y sécalas. Pica finamente las cebollas, los tomates y el perejil.
  • En una olla con aceite caliente, frie la cebolla hasta que se dore.
  • Añade la carne picada, los tomates, el tomate triturado, el orégano, la canela, el perejil, salpimienta. Cuece a fuego lento 20 minutos y reserva.
  • Para la salsa:
  • Derrite la mantequilla en una olla o en una sartén, como prefieras. Cuando haga espumita añade la harina, deja que se dore, vierte lentamente la leche sin dejar de remover. Yo siempre utilizo las varillas para hacer la bechamel, es lo mejor. Añade la nuez moscada, sal y pimienta. Retírala del fuego y déjala enfriar. Una vez fría añade los huevos batidos y la mitad del queso.
  • En cuanto a las rodajas de berenjena tienes tres opciones: o las fries en aceite caliente (y créeme, absorben mogollón de aceite), o las haces a la plancha (y reduces muuucho el aceite) o las metes al microondas. Yo las hice a la plancha, en una sartén acanalada. De acuerdo que no están tan sabrosas como fritas pero es que no me van muchos los fritos. Mi cocina y mi cuerpo lo agradecen.
  • Una vez que ya tienes hechas todas las rodajas de berenjenas empiezas a montar la fuente de horno. Colocas capas de berenjenas y de carne alternativamente, espolvoreadas cada capa con queso rayado. Yo hice esto: capa de berenjena, carne, queso, un poco de bechamel, berenjena, carne, queso, un poco de bechamel, y finalmente berenjena, el resto de la bechamel y el resto del queso rallado.
  • Lo metes al horno precalentado a 200º durante 45 minutos. Si ves que se te empieza a quemar por encima cúbrelo con papel de aluminio.


PAN DE CEREALES Y SEMILLAS, EN PANIFICADORA

Ya tenía ganas de hacer unas baguettes. El resultado se puede mejorar pero me ha gustado. Me he comprado un molde para baguettes y hasta hoy no había encontrado una receta que me llamara la atención. A mi me encantan los panes rústicos, oscuros, con semillas... y en cuanto ví este pan en el blog de Albahaca y Canela, me puse manos a la obra. Suerte que tengo la despensa bien surtida de semillas y de varias clases de harinas.
 
Algún día tengo que animarme a hacer mi propia masa madre pero es que me da que es algo "coñazo" estar pendiente de algo "vivo", y he leído mucho en internet sobre como hacerlo pero me lío mucho porque hay 500.000 indicaciones y consejos (o al menos esa impresión me da a mi) y al final con el cacao que tengo en la cabeza termino pasando. Me pasó lo mismo con mi kéfir. Lo tuve unos meses y como no notaba esos beneficios milagrosos que había leído (yo siempre espero lo máximo de todo y claro, no hay nada sobre la faz de la Tierra que sea tan milagroso, ni tan maravilloso como yo lo imagino) al final me decepciona, me cansa y lo dejo....
 
Pero bueno, tengo claro que tengo que estrenarme con algún pan hecho con masa madre. Y juro que algún día lo haré, aunque a los meses me canse y lo deje abandonado.
 
Al lío. También encontré otro blog que hace el mismo pan Disfrutando de la comida, con un resultado estupendo también.  Este último sigue los consejos de Dan Lepard para hacer pan, es decir nada de largos amasados sinos muchos reposos y cortos amasados entre reposo y reposo. Pero yo lo hice en mi panificadora porque esa mañana estaba haciendo una musaka y era mucho trajín para mí, pero para la próxima seguire las direcciones del blog Disfrutando de la comida porque me ha gustado mucho. Yo también he hecho la técnica de los "batards" para dar forma a mis baguettes, que luego explicaré paso a paso.
 
El caso es que este pan me ha gustado mucho. La imagen de mis 3 baguettes con sus semillitas me hace muy feliz. Lo único que no me ha gustado es que me han salido muy finas. Pero vamos, nada importante.
 
Ingredientes:
 
  • 1 sobre de levadura seca o un cubilete de levadura fresca
  • 375 ml de agua tibia
  • 325 g de harina de trigo de fuerza
  • 125 g de harina de centeno integral
  • 50 g de harina integral (o de espelta)
  • 1 cucharada de melaza (yo le eché miel)
  • 1 cucharadita colmada de sal
  • 100 g de mezcla de semillas y cereales (yo le puse sésamo blanco, sésamo negro, lino, copos de avena, amapola y calabaza)
  • 25 g de semillas extra para el acabado
 
Preparación:
 
  • En la panificadora, función 6 masas, ponemos por este orden: el agua, la miel, las harinas, la levadura seca (si utilizas la fresca déjala en agua tibia, con la miel para que fermente durante 30 minutos) y la sal.
  • Cuando la panificadora avise para agregar ingredientes le echas los 100 gr de semillas. Lo dejas hasta el final.
  • Sacas la masa. La pesas y la divides en 3 partes que serán las 3 baguettes. Con cada parte haces una bola, estiras y aplanas hasta hacer una torta:
  • Imaginas que la torta tiene 4 lados curvos. Tomas los dos lados más alejados de ti y los pliegas hacia el centro presionando bien para que queden sellados:
  • La punta que ha resultado del pliegue anterior la doblas hacia el centro presionando otra vez para que quede bien sellada:
  • Giras la masa 180º y repites los pliegues anteriores:
  • Cuando acabes vuelve a girar la masa a su posición inicial. Ahora pliega la masa hacia ti de manera uniforme:
  • Sella ambos lados con los dedos:
  • Y por último haces rodar la masa hacia delante y hacia atrás, presionando levemente hacia abajo para conseguir expulsar por los extremos el aire que haya quedado atrapado en el pliegue. Con este movimiento de vaivén las hacemos tan largas como queramos, yo las hice del tamaño del molde de baguettes.
  • Una vez que hemos dado forma a las 3 baguettes, pulverizamos con agua y espolvoreamos con el resto de semillas (25 g). También podemos poner las semillas sobre una bandeja de horno y vamos rebozando las baguettes húmedas.
  • Las pones sobre el molde de baguettes y las dejas reposar cubiertas con film de cocina durante 1 hora u 1 hora y media, hasta que doblen su tamaño.
  • La última media hora de levado ponemos el horno a 250º para que esté bien caliente cuando vayamos a meter el pan. Cuando metamos el molde (en la posición baja del horno) pulverizar con agua las paredes del horno para generar vapor y hacer una corteza más crujiente y una miga esponjosa. Durante los primeros 10 minutos pulverizar cada poco tiempo. Pasados estos 10 minutos bajar la temperatura a 200º y las dejamos 15 minutos más.