domingo, 15 de diciembre de 2013

CORDERO A LA CHILINDRÓN

Esta es una de mis formas favoritas de cocinar el cordero, que es una carne que me encanta aunque es una pena que sea tan grasa.

Ingredientes (para 4-5 personas):

  • 1 k de carne de cordero de paletilla o pierna
  • 100 gr. de jamón troceado pequeño
  • 300 gr. de cebolla
  • 500 gr. de pimientos morrones
  • 400 gr. de tomates maduros (yo usé tomate triturado de lata)
  • 100 ml de vino blanco
  • unas hojas de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 guindilla
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml de agua
  • 1/4 de pastilla de caldo de carne
  • aceite, perejil, sal y pimienta
Preparación:
  • Cortar a trozos la pierna o paletilla. Calentar el aceite en una cacuela y freir ligeramente el jamón cortados a tiras; retirar y con el mismo aceite freir los trozos de cordero, previamente salpimentados. Reservar.
  • En la misma grasa dorar la cebolla cortada a láminas muy finas. A media cocción añadir los pimientos cortados a tiras y seguidamente los tomates, pelados y desprovistos de semillas, cortados a cuadraditos (yo prefiero usar tomate triturado en lata), y el laurel.
  • Machacar en el mortero los ajos, el perejil y la guindilla. Diluir con el vino y añadir al guiso. Rociar con el caldo, añadir la cucharadita de pimentón dulce, añadir la carne, tapar y dejar cocer lentamente 40 minutos o hasta que el cordero esté tierno.

domingo, 1 de diciembre de 2013

RUMBLEDETHUMPS

Esta receta es del blog de Food and Cook, maravillo blog con fotos super bonitas que ya con verlas te dan ganas de pegarle un lengüetazo a la pantalla del ordenador.
 
Mis recetas favoritas son aquellas que con ingredientes básicos y baratos hacen un plato digno de la mejor de las comidas. Y este es uno de ellos ya que lleva 3 ingredientes que cualquier familia con bajo presupuesto puede permitirse y el sabor es maravilloso.
 
Se puede servir como acompañante de un asado de pescado o carne, o a la plancha. Puedes utilizar las sobras de un asado con patatas...
 
El rumbledethumps es de origen escocés y es parecido al cocannon irlandés y al bubble and squeak inglés (yo no he probado ninguna de estas dos). A mi el sabor me ha recordado a la tortilla de patatas.
 
Por ser la primera vez que lo hacía lo he hecho siguiendo la receta original, rompiendo mis principios de no cocinar con mantequilla, no usar queso que no sea light... pero pensé que el queso cheddar le vendría mejor para gratinar que el que uso yo, super light, y que gratina peor. La próxima vez, porque habrá segunda vez, pocharé la cebolla y el repollo en aceite y usaré queso light para gratinar, aunque se que el sabor no será igual pero mi salud me lo agradecerá.
 
Ingredientes:
 
  • 450gr. patatas
  • 60 gr. mantequilla
  • 1 cebolla grande o 2 normales
  • 250 gr. col en tiras
  • Queso Chedar rallado
  • Sal
  • Pimienta

  •  Preparación:
     
    • Se ponen a cocer las patatas (yo las pongo enteras y sin pelar por lo que elijo patatas que no sean muy grandes) en un cazo hasta que estén tiernas, cuando estén listas las dejamos enfriar para poder pelarlas. Cuando ya están frias y peladas las onemos las patatas en un bol y las machacamos con un tenedor. Le añadimos 2 cucharadas soperas de queso Cheddar rallado y sal.
    • Mientras vamos cortando la cebolla y la col muy fina. En una sartén, derretimos la mantequilla y rehogamos la cebolla a fuego lento durante 10 minutos (échale sal para ayudar a que sude y no se queme), pasado este tiempo agregamos la col y removemos hasta que tenga la textura que nos guste (si te gusta que la col cruja déjala 5 minutos)
    • En el bol que tenemos las patatas, añadimos la cebolla con la col rehogada y lo removemos muy bien hasta que estén todos los ingredientes bien mezclados.
     
    • Lo pasamos a una fuente de hornear y espolvoreamos la superficie con el queso restante. Lo metemos en el horno, previamente precalentado a 180º, durante 20 minutos.